Ir al Blog

¿Cuáles son los tipos de energía solar?

Image of HiPower
HiPower

¿Está considerando pasarse a la energía solar? Si es así, es importante que entienda cuáles son los tipos de energía solar disponibles. Esto le ayudará a elegir el tipo que mejor se adapte a sus necesidades específicas y le permitirá aprovechar al máximo los beneficios de la energía solar.

La energía solar se puede dividir en dos categorías principales: energía solar fotovoltaica y energía solar térmica; aunque hay otra un poco menos nombrada que es la energía solar pasiva. Veamos de qué se trata cada una. 

Energía solar fotovoltaica

Para empezar, hablemos de qué es un sistema de energía solar fotovoltaica; se trata de una forma de generar electricidad a partir de la energía del sol. 

Estos sistemas se basan en el uso de paneles solares fotovoltaicos, que convierten la radiación solar en electricidad mediante el efecto fotovoltaico. Este efecto se produce cuando los materiales semiconductores, como el silicio, absorben la luz del sol y liberan electrones, creando un flujo eléctrico. Estos paneles están compuestos por células solares, que son los componentes que convierten la energía solar en electricidad

Además de los paneles solares, la instalación de estos también incluye un sistema de conexión eléctrica y un inversor, que convierten la corriente continua generada por las células solares en corriente alterna, para que sea compatible con la red eléctrica y a su vez, con los equipos de uso diario en hogares o empresas. 

En cuanto a los beneficios, se destaca su carácter limpio y renovable, ya que no produce emisiones de gases de efecto invernadero ni contaminación del aire y del agua. También es una forma de generar electricidad independiente y de ahorrar hasta un 90% en la factura eléctrica. 

Energía solar térmica

Ahora hablaremos un poco de la energía solar térmica, la cual es una forma de generar calor utilizando la energía del sol. 

Este tipo de energía se basa en el uso de paneles solares térmicos, que absorben la radiación solar y la convierten en calor. Este calor se utiliza para calentar agua o aire, y se utiliza comúnmente en sistemas de calefacción de agua y en sistemas de climatización de edificios.

Los paneles solares térmicos son los componentes centrales de un sistema de energía solar térmica. Estos paneles están compuestos por colectores solares, que son los que se encargan de absorber la radiación solar y convertirla en calor. Los paneles solares térmicos también incluyen un sistema de almacenamiento de calor, como un tanque de acumulación de agua caliente, que se utiliza para almacenar el calor generado por los colectores solares.

Este tipo de energía también forma parte de las renovables, y además, no produce emisiones de gases de efecto invernadero. También es una forma eficiente y económica de generar calor, ya que no requiere la utilización de combustibles fósiles.

Energía solar pasiva

Cuando hablamos de energía solar pasiva nos referimos a uno de los tipos de energía solar que más aplicamos, incluso si desconocemos su nombre. 

En pocas palabras, hace referencia a una técnica de diseño arquitectónico que permite aprovechar al máximo la luz y el calor del sol para iluminar y climatizar un edificio sin la necesidad de paneles solares o equipos mecánicos adicionales. 

Su funcionamiento se basa en el diseño orientado al sol, específicamente hacia el sur, para que la ventilación natural permita maximizar la entrada de luz solar y reducir la necesidad de energía artificial para iluminar y climatizar un espacio

Tener en cuenta las buenas prácticas alrededor de la implementación de la energía solar pasiva es la mejor forma de garantizar una reducción en el consumo de energía y los costos de climatización, una mejora en la calidad del aire y la iluminación en el interior del edificio o casa, y la posibilidad de construir de manera sostenible.

Conclusión

Ahora que hemos resuelto su duda sobre cuáles son los tipos de energía solar, ya debe tener claro que el sol puede proveernos de muchísimos beneficios y que además, todas estas alternativas pueden ser complementarias para brindar una máxima eficiencia en su hogar o empresa. 

Si lo que está buscando es empezar a ahorrar en la factura eléctrica lo más pronto posible, elegir la energía solar fotovoltaica puede ser su mejor alternativa. 

En cambio, si el principal consumo de su residencia o empresa se da por la necesidad de calentar el aire o el agua, su opción más indicada es la energía solar térmica. 

Y finalmente, si está iniciando un proyecto de construcción de su casa o negocio, será importante tener en cuenta el aprovechamiento del sol desde la arquitectura.


Artículos Relacionados

Energía solar en centros educativos: cómo se benefician estas instituciones

Image of HiPower
HiPower

La energía solar en centros educativos está tomando cada vez más fuerza, y se ha convertido en una...

Leer más

Todo sobre la energía solar a nivel empresarial

Image of HiPower
HiPower

Cada día más y más empresas apuntan a la tecnología solar como un método de ahorro, así como de...

Leer más